Aprender a emprender desde la enseñanza escolar

Por Sergio Loyola, coordinador de emprendimiento del Grupo Zenit.

Octubre es el mes en que se conmemora el Día Nacional de la Ciencia, la Tecnología, el Conocimiento y la Innovación, así como el Día del Profesor. Desde esta perspectiva, cabe reflexionar que las nuevas generaciones se desenvuelven en un mundo impulsado por la innovación científica, tecnológica y social, con origen en las instituciones de educación superior, centros de investigación, industria, emprendimientos de base científica tecnológica (ebct) y organismos gubernamentales; un escenario en que resulta imperativo que la educación escolar juegue un rol más protagónico en el ecosistema.

La ciencia, la tecnología, el conocimiento y la innovación no son solo sinónimos de progreso, también son los pilares angulares que lo sustentan, que materializan el conocimiento en un nuevo producto y/o servicio.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación de Chile, en su estudio del año 2021 denominado “Segundo Estudio de Caracterización de EBCT en Chile”, visibiliza las principales dificultades que enfrenta un EBCT a lo largo de su camino, destacando entre ellos: la obtención de capital, la conformación de un equipo emprendedor, el acceso a redes, infraestructura para I+D, escalamiento, barreras regulatorias, propiedad intelectual, distribución geográfica, por mencionar solo algunas. Sumado a ello, también hace mención al origen de estas, destacando sus raíces académicas asociadas a investigadores y centros de investigación, así como a estudiantes y graduados universitarios.

El paradigma actual de las ebct nos lleva a percibir el origen de estas desde la época universitaria en adelante, pero ¿qué pasa con la educación escolar?. La educación escolar es la semilla del conocimiento que podría ser cosechada en un contexto amigable, para la formación de emprendimientos. Durante esta etapa los y las estudiantes están inmersos en una fase de aprendizaje de hechos, habilidades y pensamiento crítico. Es una etapa en que podríamos potencia la curiosidad, alimentar el conocimiento, fomentando las habilidades para resolver problemas y el pensamiento creativo, permitiendo a los jóvenes explorar sus intereses y aplicar lo que aprenden en situaciones del mundo real, habilitándolos al proceso de ideación de ebcts.

La curiosidad, la pasión por el aprendizaje, el pensamiento crítico y la resolución de problemas, son características que pueden ser incentivadas y fortalecidas desde la enseñanza escolar, fomentando y promoviendo la formación de ebcts, contribuyendo a la educación STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), y aportando al desarrollo económico y social del país, en manos de nuevas generaciones de hombres y mujeres más ingeniosos, innovadores y líderes.

*Grupo Zenit es una empresa chilena que acompaña a startups, empresas y organizaciones en sus procesos transformacionales y de gestión de innovación, para convertir simples ideas en negocios escalables.

Revisa: Claves para construir un equipo exitoso en tu startup

¿te gustó o sirvió lo que leíste?, Por favor, comparte.

¡MANTENGÁMONOS EN CONTACTO!

Nos encantaría que estuvieras al día de nuestras últimas noticias, columnas, y episodios. 😎

¡No hacemos spam! Al menos creemos fervientemente que no lo hacemos.

Share to...